En caso de que seas testigo o víctima de una infracción que requiera la intervención de la policía (actos violentos, agresiones, tirones, robos...): llame al 17.

¡Cuidado! Este número está reservado a las situaciones de emergencia. Para los otros casos, hay que ponerse en contacto con la comisaria o la gendarmería más cercana.