En caso de emergencia, cada hospital dispone de un servicio específico de urgencia, abierto permanentemente. Los médicos y farmacéuticos organizan de la misma manera guardias durante la noche y los fines de semana o festivos.

En caso de emergencia médica: llame al 18 (bomberos) o al 15 (SAMU) a través de un teléfono fijo. En caso de llamar con un móvil, llame al 112 que es también el número de emergencia en todos los países de la Unión Europea. Con estos números podrás informar de cualquier situación peligrosa o de accidentes relativos a pertenencias personales o personas. Los bomberos intervendrán en caso de incendios, fugas de gas, quemaduras, electrocuciones, accidentes de tráfico...